Según el último estudio que mide la paridad en los puestos de poder o decisión, elaborado por el Observatorio Adecco de la Igualdad, sólo en una de cada cuatro empresas podemos hablar de mujeres directivas al mismo nivel que hombres directivos. Esto, por el otro lado, significa que en el 72% de las empresas, los hombres copan este lugar de poder y, lo peor, no se está haciendo mucho o nada por revertir esta situación.

Un dato avalado por el último Barómetro de LHH Executive sobre Liderazgo Directivo en España, que dice que más del 61% de los profesionales ejecutivos afirma que sus compañías no están desarrollando estrategia alguna para aumentar el número de mujeres directivas. Se contrapone a los esfuerzos sociales y legales para alcanzar la igualdad en el mercado laboral, empezando por el impulso que le dio la Ley Orgánica para la Igualdad efectiva entre mujeres y hombres desde su entrada en vigor en 2007.

Entre los motivos que se dan está el retroceso de la pandemia y otros factores históricos. En concreto, una de cada cuatro personas encuestadas considera que es por la falta de oportunidades para llegar a los puestos directivos, otras por discriminación de género (17%), la maternidad (16%), la falta de ambición (15%) u otros motivos (26%). Las mujeres preguntadas señalan especialmente la falta de oportunidades y el efecto de la maternidad y los cuidados como los culpables de esta situación.

Se trata de una consecuencia ya anunciada desde la pandemia por covid, donde se constató un aumento del abandono del mercado laboral por parte de las mujeres, un aumento de las jornadas parciales o las excedencias. Por ejemplo, un 90% de las 206.000 personas que dejaron de buscar empleo para cuidar a otras personas -niños/as o personas adultas- en los dos últimos años son mujeres, o que el porcentaje de hombres que solicitan la reducción de jornada no supera el 5% en el 85% de las empresas.

Del 34% de mujeres en altos cargos en 2020, se pasó al 28% actual. Así lo ha ido señalando el informe Women in Business de la firma de servicios profesionales Grant Thornton. Este estudio señala que los sectores con más mujeres directivas son en recursos humanos (42% de los cargos) y en dirección financiera (40%). Los sectores de industria, construcción o energía son los que cuentan con menos mujeres CEO o en puesto de toma de decisiones. Para corregir esta realidad desigual, existen iniciativas y formaciones como la de Cámara de Comercio potenciar el liderazgo femenino en la empresa.